«Esa cosa con plumas», de Noah Strycker

Fondo de Cultura Económica

Las aves siempre han tenido la facultad de cautivarnos, ya sea por su melódico canto, por la infinita variedad de colores en sus plumas o por la gracia que manifiestan en su vuelo, de ahí que hayan inspirado numerosas creaciones poéticas e investigaciones científicas. Y aunque sus exóticas formas así lo sugieran, no son criaturas tan lejanas a nosotros; su estudio podría esclarecer muchos de los misterios de nuestro propio comportamiento hay especies que celebran funerales, otras capaces de bailar con ritmo y algunas con la habilidad para crear obras de arte.

Esa cosa con plumas plantea un refrescante acercamiento al campo de la ornitología, invita a la investigación multidisciplinaria y da ejemplos de cómo puede influir el estudio de las aves en ciencias como las matemáticas y la medicina.

Por Patricia Correa